COSTES DE ROTURA DE STOCKS O DEMANDA INSATISFECHA

Este es el coste en que se incurre cuando no se puede atender a la demanda debido a que cuando esta se presenta no hay existencias en el almacén y/o establecimiento, situación que se denomina rotura de stock.



Se pueden distinguir dos tipos de demanda insatisfecha:


  1. La demanda insatisfecha diferida: Que se produce cuando los pedidos de los clientes llegados en un momento en el que no hay existencias son retrasados para ser atendidos en el primer momento en que haya el producto en el almacén. El coste asociado a esta situación lo denominamos coste de carencia, habitualmente es muy difícil determinarlo con precisión en la práctica, ya que algunos de los conceptos implicados son muy difíciles de medir. Así, el coste asociado al mal servicio a los clientes, no es cuantificable fácilmente, como no lo es el coste de pérdida de imagen, ni el correspondiente al trabajo administrativo extra originado por una orden retrasada.

  2. La demanda insatisfecha perdida: Se produce cuando los pedidos de los clientes llegados en un momento en el que no hay existencias, se pierden definitivamente; el coste asociado a este caso se denomina coste de rotura, que definiríamos como el coste de no atender a la demanda y por tanto de perderla. La determinación del coste de rotura, presenta dificultades análogas a las ya expuestas para el coste de carencia, siendo la más importante del coste de rotura e intangible y de difícil cuantificación que el cliente se pase a la competencia, con la consiguiente pérdida de ventas futuras y pérdida de imagen.

Como se observa, hemos hablado de la satisfacción que brinda la empresa a sus clientes, es decir, el nivel de servicio, tener un buen nivel de servicio significa que los clientes encuentran el artículo que buscan en el momento en que lo buscan. Y el cual podemos medirlo de la siguiente manera:


$$Nivel\ de\ Servicio=\frac{Ventas}{Demandas}x 100$$


Esto también se puede formular en sentido negativo, es decir, calcular la rotura de stock:

$$Rotura=\frac{Pedidos\ No\ Satisfechos}{Pedidos\ Totales}x100$$


La decisión de qué nivel de servicio dar estará en función de la imagen que pretendamos tener. Es obvio que un nivel de servicio alto conlleva unos mayores costes de almacenamiento y de pedidos.
Tener un nivel de servicio del 100% (es decir, tener siempre en existencias todos los artículos que demanden sus clientes), no siempre compensa, debido a los altos costes de gestión de stock que esto supondría. Pero si este esfuerzo permite subir los precios, tal vez las ventas compensen la inversión. Esto, indudablemente, dependerá también de lo que haga la competencia, de cómo sean los proveedores, de cuál sea la demanda, etcétera.

No hay comentarios: